La cal es un problema que tenemos todos en zonas de agua de mucha dureza que dificulta la limpieza llegando a atascar grifos de casa.

Eliminarla es una tarea bastante fastidiosa y siempre terminan quedando restos, así que te dejamos unos consejos para que lo hagas lo más rápido y eficaz posible.

La idea de esto es que no gastes tanto dinero en productos químicos, sino que trates de hacerlo de forma natural, evitando los olores tan fuertes que desprenden algunas sustancias después de todo vale la pena intentarlo para que no se cause daño en las superficies que se tratan de limpiar.

¿Cómo eliminar cal incrustada?

Te daremos unos consejos para que no tengas que restregar tanto para eliminar la cal incrustada.

Aunque la prevención es lo mejor que se puede hacer, manteniéndola a raya con productos a base de lejía, de forma que cuando ya tengas el problema no sea tan grave.

1. Vinagre y Limón

Lo más común es hacerlo con jabón y vinagre, así que no es nada costoso.

Toda superficie delicada como la cerámica y el mármol se rayan, así que ni siquiera debes contemplar la idea de frotar.

Recuerda que es un mineral que se cristaliza y queda muy duro, así que debes poner limón y vinagre para que se comience a soltar solo, buscando las zonas donde está más pegado.

Es importante dejar que el producto cumpla su proceso y usarlo casi todos los días para que haga su efecto, es un proceso progresivo, no va a dar resultados en el primer momento.

2. Aguafuerte o Salfumán

Para la cal que se acumula en la boquilla de grifos o en otras zonas de forma más contundente, meteremos las partes de metal en aguafuerte o salfumán con cantidad suficiente para cubrir las piezas que se metan durante un par de minutos y con eso bastara para eliminar la cal incrustada.

Con esto es más que suficiente para eliminar la cal incrustada, teniendo en cuenta que después de esto es prudente mantener una limpieza casi diaria de las esquinas y áreas pequeñas de la casa, usando pañitos de agua con vinagre o limón.

Rate this post