Disfrutar de un vino es una de las actividades más placenteras que podemos realizar, pero es común que terminemos manchando nuestra ropa accidentalmente, lo que nos genera un poco de estrés y preocupación en especial si se trata de una prenda que nos gusta mucho. Hay que tener en cuenta que quitar una mancha de la ropa no es tan difícil ahora, ya que existen diversas técnicas que nos facilitan el trabajo sobre cómo quitar manchas de vino tinto en ropa ya lavada, pero si ya intentas de todo y aún no has podido deshacerte de la mancha, hoy te enseñaremos a cómo quitarlas.

Tips para quitar manchas de vino tinto en ropa ya lavada

Para quitar las manchas de vino tinto es ideal lavarlas cuanto antes, porque si se secan serán más difíciles de remover. Pero si tienes una mancha en tu ropa ya lavada y ha quedado algún rastro, no te desesperes puesto que aún puedes eliminarla. Lo único que necesitarás es un poco de agua hervida y un recipiente para colocar la prenda. Aunque también puedes tener a tu disposición bicarbonato sódico en caso de que tu mancha permanezca.

¿Qué debes hacer?

Para saber cómo quitar manchas de vino tinto en ropa ya lavada deberás estirar la tela sobre un recipiente bastante amplio para que estés más cómoda y funcione mejor. Lo siguiente es hervir suficiente agua, para luego echarla a una distancia de entre 0.9 y 1.2 metros hasta que la macha existente haya desaparecido y con cuidado de no quemarte,  y luego secar con un paño la zona mojada.

En caso de que aún permanezca, puedes intentar aplicar dos cucharadas de bicarbonato de sodio en el agua, ya que este producto cuenta con grandes capacidades de absorción, siendo una cualidad que permite atraer y retener en superficies distintas partículas gaseosas, líquidas o sólidas disueltas. En esta situación debes dejar la prenda en remojo aproximadamente dos horas siempre vigilando que la zona se mantenga húmeda hasta que veas que ya no quedan rastros.

Este truco sobre cómo quitar manchas de vino tinto en ropa ya lavada es uno de los más recomendados, es por ello que si estuviste luchando con la mancha mucho tiempo y aún lavada no se quita, este truco te funcionará totalmente. Lo mejor de todo es que no se necesita de muchos materiales para lograr el objetivo, por lo que no tienes que preocuparte en comprar muchas cosas. Podrás seguir utilizando tu prenda como si nada hubiese pasado y seguir disfrutando de un delicioso vino tinto.