En cuanto a tipos de sofá, los de tela son muchísimo más delicados que otro tipo de tapicerías, ya que, al caer cualquier líquido, no se desliza, sino que se impregna, dejando las incómodas manchas, que pocas veces salen sin la técnica correcta. Seguramente es uno de los muebles que más usas de la casa y la idea es mantenerlo en buen estado, por ello vamos a recomendarte productos que conseguirás fácilmente en supermercados o farmacias, tratando de ahorrar algo de dinero y respetando los materiales del sofá.

¿Qué pasos debo seguir?

  • Si no es una mancha, sino que está lleno de polvo y suciedad, con una aspiradora tendrás suficiente. Eso sí, necesitarás ciertos adaptadores especiales para llegar a los lugares más pequeños, además, recomendamos hacerlo con frecuencia para que no te cueste mucho trabajo la próxima vez.
  • En un litro de agua, pones  una cucharada de bicarbonato de sodio con un vaso de vinagre, cuando tengas una mezcla homogénea debes ponerla encima de las manchas de tu sofá. Dejas actuar unos 15 minutos y retiras con una toalla húmeda.
  • El alcohol de farmacia también es una buena herramienta para el sofá cuando es de tela, pero debes poner poca cantidad, preferiblemente con un atomizador. Si quieres disminuir el olor residual puedes usar fragancias para muebles, que son geniales porque hay mucha variedad en el mercado.
  • Hay una máquina que es perfecta para tus muebles de tela, se llama Vaporeta o limpiador con vapor de agua. Con agua destilada, produce vapor mediante temperaturas altas y así quita cualquier mancha y al mismo tiempo desinfecta las superficies de bacterias, por eso tiene tantos usos en el hogar.
  • Por último, están los líquidos antimanchas que puedes conseguir en cualquier supermercado o tienda. Estos tienen como base el cloro, un limpiador excelente, además no es un producto de alto costo, por lo que la inversión no es muy grande.