¿Hace tiempo que no limpias tu campana extractora? Te dejamos unos consejos para hacerlo fácil. ¡Sigue leyendo!

Razones para limpiar campana extractora

La limpieza en el hogar siempre es de vital importancia, sobretodo en la cocina ya que es el lugar donde se tratan los alimentos que van a consumirse.

Bien sea que se trate de la campana extractora de la casa o de un negocio como un restaurante, es importante que la misma se mantenga limpia para así evitar la contaminación de los alimentos.

La humedad de los productos orgánicos, y los diversos cambios de temperatura favorecen que las colonias de bacterias proliferen y se contaminen nuestros alimentos, y gran parte de ellos se acumulan en la campana de la cocina debido a la grasa acumulada.

Esto posee otras implicaciones cuando se trata de un negocio, ya que constantemente se hacen inspecciones sanitarias y es conveniente por múltiples razones que se haga una limpieza periódica de la misma para evitar sanciones, multas y hasta el cierre del local.

Este trabajo puede resultar difícil cuando se trata de un negocio por lo que es más conveniente recurrir a los servicios de limpieza profesional en Granada que pueda otorgar un certificado del trabajo hecho que se pueda presentar al momento de la inspección.

¿Cómo limpiar la campana extractora?

Para limpiar campana extractora es importante tomar en cuenta la protección de la persona que se hará cargo del proceso, por lo que deberá hacer uso de mascarillas y guantes, esto sobre todo cuando la limpieza es de la campana del hogar.

La limpieza de la campana extractora se divide en 3 partes: la limpieza de los filtros, la parte superficial y el interior de esta.

Limpiar filtros de la campana extractora

Comenzaremos la limpieza por los filtros. Retíralos y si no están muy sucios puedes meterlos en el lavavajillas o lavarlos con agua caliente y jabón.

Si no es el caso, y la grasa está muy impregnada, la mejor solución es hervir una olla de agua a fuego lento y añadirle bicarbonato. A medida que se vaya evaporando, se blandea la grasa y así con ayuda de un cepillo, agua caliente y jabón se quedarán impecables.

Limpiar interior de la campana extractora

La mejor solución para limpiar el interior es calentar un par de ollas con agua y un poco de vinagre o limón y dejarlas en ebullición. Enciende la campana para que el vapor sea aspirado y pueda actuar, al menos durante una hora. Es recomendable poner papel debajo, ya que la suciedad irá cayendo en forma de gotas. Después apaga el extractor y comienza a retirar la suciedad con ayuda de un estropajo y un trapo húmedo con amoniaco.

Limpiar el exterior de la campana extractora

Esta es la parte más sencilla ya que solo necesitas pulverizar un poco de desengrasante y con ayuda de una bayeta húmeda limpiar todo el exterior.

Como ves puedes llevar a cabo tu mismo la limpieza de tu campana extractora pero si por falta de tiempo o cualquier otro motivo no puedes hacerte cargo nosotros estamos a tu entera disposición. Realizaremos la limpieza de tu hogar de una forma eficiente y profesional. ¡Contáctanos!

Cómo limpiar la campana extractora
5 (100%) 1 vote[s]