Es totalmente normal que los cristales de tu chimenea se pongan negros con el tiempo, además del calor, por lo que se necesita mucha paciencia y productos de buena calidad para que se vea como realmente es. Los trucos que te enseñaremos a continuación no están de más para mantener todo igual que el primer día.

¿Qué técnicas debes usar para mantenerlo limpio?

  • Lo primero que debes hacer siempre serán las técnicas tradicionales. Con papel de periódico que este húmedo y tenga cenizas, pero hechas ya polvo. En general, la ceniza es un abrasivo para que no queden más marcas negras que solo empeoran el aspecto.
  • Si hay algo que también queda con grasa y suciedad es el horno, sin embargo con un buen producto limpiador puede quedar impecable. Esta misma fórmula te sirve para tu chimenea, incluso el cristal, pero debes dejarlo actuar unos minutos para que pueda quedar como nuevo y sin tener que utilizar químicos muy fuertes.
  • Tener los cristales limpios en tu hogar es sinónimo de mantenimiento, porque cuando empiezan a tener rayas es caso perdido. Hay productos especializados para vidrios, donde sus composiciones permiten tenerlos impecables con el paso del tiempo.
  • Los vapores de hidróxido de sodio son una posibilidad, debes tenerla por una gran cantidad de tiempo para que desprenda completamente la suciedad acumulada, son prácticamente placas que se deben ir desprendiendo, solamente tienes que ponerte a pasar una toalla húmeda.
  • Si quieres una opción que sea casera, el vinagre es económico y muy útil. Igualmente con un pañito o papel periódico, verás que la mayor parte de ese hollín va sale rápidamente. En casa también puedes utilizar limones, que aparte de mejorar el olor es un excelente abrasivo, así que no tienes que gastar mucho dinero.

Recomendaciones para mantener tu chimenea al día

  • No dejes que nada sucio se acumule, limpia los cristales de la chimenea al menos una vez por la semana e incluso a diario.
  • Mantén el fuego en su máxima capacidad, las temperaturas tan altas pueden soltar el hollín con un poco de paciencia.
  • No uses cepillos para desprender esta suciedad, esto únicamente causará marcas en tus cristales que no se van a quitar, más bien debes cambiarlos en el mejor de los casos.
  • No desperdicies las cenizas, como te decíamos anteriormente, puede ser la herramienta ideal para mantener todo muy limpio.