El móvil o Smartphone, sin duda es el aparato con el que más contacto se tiene, a cada lugar que vamos, lo llevamos con nosotros. Esto quiere decir que el teléfono móvil está expuesto a las mismas bacterias y virus que nuestras manos, la diferencia está en que las últimas las podemos lavar sin problema ¿pero qué sucede con el móvil?

Si se toma en cuenta que dicho aparato también entra en contacto con la cara y mucosas, se hace más urgente la necesidad de higienizarlo correctamente. De esta manera, te mostraremos como desinfectar el móvil sin estropearlo.

Primeras recomendaciones

Ante de iniciar la desinfección del móvil es importante conseguir un lugar aseado y limpio donde proceder, asimismo, deberás lavarte las manos correctamente con agua y jabón. Además de esto, debes saber que, aun cuando el teléfono sea resistente al agua, jamás debe introducirse ni rociarse directamente con ningún producto de limpieza. Los químicos abrasivos generan daños en el funcionamiento.

De esta manera, usa siempre toallitas, paños suaves, pinceles o cepillos para la desinfección, evitando utilizar hisopos o algodón, pues estos dejan residuos que pudiesen perjudicar el móvil. Asimismo, siempre debes realizar la limpieza con el teléfono apagado y desenchufado.

¿Cómo desinfectar el móvil? Paso a paso

Para limpiar el móvil lo más recomendable es evitar el exceso de humedad, bien puede usarse agua y jabón o agua con alcohol, sin embargo el producto usado por excelencia es el alcohol isopropílico al 70%, sin diluir ¿por qué? Se evapora rápidamente.

Ahora, como bien se mencionó, no se debe aplicar directamente, debe humedecerse alguna toallita o paño de microfibra. Hecho esto, el procedimiento es el siguiente:

  • Pasar la toalla o paño humedecido por toda la pantalla del móvil y en toda su superficie delantera y trasera, teniendo mucho cuidado. Es fundamental evitar que entre líquido en las ranuras y bordes.
  • Para limpiar la cámara se recomienda usar un paño muy suave, como el utilizado para las gafas, de esta manera se evitará rayar las lentes de la misma. Además, se han de realizar movimientos delicados.
  • En el caso de los puertos, ranuras y bordes, es pertinente usar pinceles o bastoncillos, para su limpieza.
  • Siempre asegúrate de secar correctamente el móvil, cualquier rastro de humedad puede ser perjudicial.
  • Una vez limpio el móvil, se debe proceder con la carcasa o funda del mismo.
  • Es recomendable realizar el proceso por lo menos una vez al día.