El mármol le da un toque de elegancia a cualquier espacio. Su dureza y su brillo lo convierten en uno de los materiales preferidos por quienes buscan renovar su hogar y darle un aire sofisticado.

No obstante, es un material muy delicado que requiere de muchos cuidados ya que tiende a perder su lustre con el tiempo o a rayarse. Por ello es conveniente saber darle una limpieza adecuada.

El uso de limpiadores abrasivos también puede influir en la pérdida de brillo. No todos saben cómo darle brillo al mármol, pero darle nueva vida al mármol no es complicado como muchos creen.

Es algo que se puede lograr fácilmente con productos que se pueden encontrar en casa.

Trucos caseros para dar brillo al mármol

Dar brillo al mármol y dejarlo como nuevo no es una cosa del otro mundo. No es necesario que gastes mucho dinero en limpiadores costosos que a larga no surten efecto.

Solo necesitas agua y un jabón neutro o vinagre para eliminar las manchas de alimentos o líquidos y usar una esponja para evitar rayones.

Deja secar el mármol y una vez que esté bien limpio y seco puedes empezar a darle brillo. Para ello todo lo que necesitas es mezclar 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en ¼ de taza de agua. Espárcelo frotando la superficie con un paño suave.

Déjalo reposar durante 5 horas y finalmente retira la mezcla con agua tibia.

También puedes usar otra sustancia ácida como jugo de limón para darle brillo al mármol. Para exprime unos cuantos limones y esparce su jugo por toda la superficie con un paño suave.

Déjalo orear durante una hora y pásale un trapo húmedo. Luego sécalo con un paño de microfibra o de algodón.

Después de limpiar y pulir el mármol también es importante que le des una protección para asegurarte que su brillo dure por mucho tiempo.

Para ello debes aplicarle un lustrador que puedes conseguir fácilmente en cualquier tienda y hay muchos de muy buenas marcas.

Tener una superficie de mármol como nueva es cuestión de saber utilizar los productos que se tienen en casa. También es muy importante tener cuidado con lo que se pone sobre la superficie.

Si caen líquidos o alimentos debes limpiarlos de inmediato para evitar tener que tallar demasiado la superficie y cubrir las mesas con un mantel si vas a colocar vasos o platos.

Rate this post