Si vamos al supermercado vamos a encontrar miles de opciones para mantener la higiene de nuestro hogar, todos llenos de químicos que muchas veces dejan los espacios con olores fuertes, así que en este casi optaremos por técnicas naturales para que todo quede impecable. Entre los 5 consejos para limpiar el horno tienes alternativas variadas y con productos que ya seguramente tienes en casa, porque forman parte de cualquier despensa, sabiendo también que disminuye lo que gastas en productos que en muchas ocasiones no te servirán para nada, así que solo te queda poner manos a la obra.

Los consejos: Limpieza de un horno a gas o eléctrico

  • Lo primero que tienes que saber es que en ellos es donde la grasa se pega con más insistencia, por ello debes tener una buena esponja a la mano.
  • Si vas a hacer la limpieza con limones, exprímelos y pon el zumo en un vaso para tenerlo más fácil.
  • Pon el recipiente con el jugo de limón dentro y pon tu horno a calentar, el vapor que el mismo emana hará que la grasa se vaya soltando poco a poco.
  • Finalmente debes pasar paños limpios para quitar lo que quede adherido, hasta que todo tu horno esté impecable.
  • Uno de los 5 consejos para limpiar el horno es realizar casi el mismo proceso pero con vinagre, rociando todo el espacio con un pulverizador y poniéndolo con una temperatura media. Finalmente al enfriar retira con una toalla o paño.

En los casos que no desees poner las planchas del horno a funcionar tienes la alternativa perfecta: Pasta de agua con bicarbonato de sodio, que debes frotar con algún cepillo y posteriormente retirar, al pasar unos 25 minutos para que haga efecto por completo, retirando las capas de sucio que quedaban acumuladas.

¿Puedo limpiar un horno microondas también?

Con los mismos implementos de los 5 consejos para limpiar el horno puedes lograrlo: Haz una solución con una cucharada de sal, medio vaso de vinagre y medio de agua, introdúcelo en el microondas en un envase cuya tapa tenga agujeros. Al poner a andar el aparato, va a hervir y el vapor es lo que termina despegando la suciedad que con el tiempo quedó. La otra opción es agua con vinagre en un pote, el cual se terminará evaporando para que tengas un horno impecable en cuestión de unos minutos.